6 Pasos para implementar cambios en tu negocio con éxito.

0
3

¿Quieres implementar un nuevo sistema de ventas, una nueva tecnología o utilizar en tu proceso nuevas maquinarias?

Los cambios en un negocio no sólo son inevitables sino también necesarios. Actualmente las empresas deben adaptarse a los cambios de mercado y buscar mejoras constantes por lo cual implementaciones nuevas o cambios en los sistemas de trabajo surgen eventualmente y pueden generar miedos y dificultades. Para que puedas gestionar el proceso de cambio con éxito y mantener un liderazgo beneficioso para tu equipo y tu empresa, te contamos lo que debes hacer paso a paso, ¡Toma nota! 

  1. Fija un objetivo para el cambio

Como todo lo que hagas en tu negocio, el cambio que implementarás debe tener un objetivo claro y concreto. Este objetivo no sólo ayuda mejor a tu equipo a entender el porqué de la decisión de cambio, sino a trabajar para que funcione de modo más motivado ya que se sabe hacia dónde les dirige lo nuevo a lo que deben acostumbrarse. También ayudará a que, en el proceso de implementación, no pierdas de vista tu propia motivación y enfoque.

  1. Planifica

Tan importante cuanto el objetivo es la planificación. El objetivo sienta las bases y sirve de brújula para saber cuál es tu punto actual y tu punto deseado, ahora necesitas el mapa que te lleve a ese punto y debes trazarlo. Hazte preguntas como 

  • ¿Qué impacto tendrá este cambio?
  • ¿Qué funcionarios y actividades se verán afectados y cuáles no?
  • ¿Cuáles son las posibles dificultades que pueden presentarse?
  • ¿Cuánto tiempo dispongo para implementar el cambio de modo que no interfiera en las ventas de mi negocio?

Asegúrate de que en tu planificación estén respondidas estas preguntas en detalle y de forma práctica y entonces podrás pasar al siguiente paso.

  1. Comunica

Mantener informado a tu equipo sobre todo el proceso antes, durante y después de llevarlo a cabo es muy importante ya que permitirá que cada miembro se reconozca a sí mismo como parte importante del proceso y por lo tanto, se comprometa con él. Además es fundamental que cada persona esté preparada de antemano para enfrentar el impacto que el cambio tendrá en su trabajo y en su labor cotidiana. Ésta transparencia hace que las personas se sientan más seguras y apoyadas, y por lo tanto, afronten mejor cualquier dificultad que eventualmente surgirá en un cambio empresarial. 

  1. Gestiona las dificultades

Si el líder sabe gestionar las dificultades, su equipo lo imita. Si no sabe hacerlo, infunde confusión y es posible que las cosas terminen mal. Cada miembro del equipo estará bajo una presión natural de los procesos de cambio, por lo cual es muy importante que la persona a cargo mantenga tenga una actitud tranquila y abierta independiente de las circunstancias. Ayudará mucho el acompañamiento y soporte brindados al equipo y además, si se realizan los pasos anteriores que hemos visto de forma adecuada, el riesgo de que surjan problemas en el proceso se reduce enormemente.

  1. Destaca el éxito

Como dijimos anteriormente, cada miembro involucrado en el cambio estará bajo una tensión natural derivada de la situación. Por ello, cuando se logra concretar algo del proceso con éxito es muy importante reconocerlo. De ésta forma el equipo se mantiene motivado al sentirse capaz de llevar a cabo el cambio y el proceso de adaptación se vuelve mucho más fácil 

  1. Evalúa, revisa y continúa mejorando

Como dijimos al inicio, los cambios en los negocios no sólo son inevitables sino también necesario por lo cual tu negocio estará en distintos procesos de cambio a lo largo de su existencia y debes avanzar con él. Acostumbrate a evaluar el cambio, revisarlo, ajustarlo, volver a evaluarlo y así en adelante para que tu negocio mejore y crezca de forma constante y además puedas ver esas mejoras. 

No olvides que no son las empresas más poderosas en apariencia, sino las que mejor se adaptan, las que logran el verdadero éxito así que no le tengas miedo al cambio sino que hazlo tu aliado y vuelvelo ¡tu estrategia!